martes, 8 de mayo de 2012

PROPIEDADES DEL TÉ

Durante mucho tiempo los herbolarios chinos han alabado las propiedades beneficiosas de esta bebida, consumida diariamente en todo el mundo desde hace siglos.
Los tes verde y negro contienen polifenoles, de indudables efectos positivos sobre nuestro cuerpo: protegen el corazón disminuyendo los niveles de colesterol y mejorando el metabolismo de los lípidos, actúan contra la aparición de cáncer, tienen efectos antibacterianos. Otras sustancias que contienen son de gran interés dietético y nutricional, por lo que se los recomienda como complemento en el tratamiento de diversas dolencias. Algunos de sus efectos van desde despejar la voz o facilitar los procesos digestivos hasta aliviar la retención de líquidos.
Ambos (negro y verde) provienen de las hojas recién recogidas de la planta del té, Camelia sinensis, cocidas al vapor, liadas y secadas a temperatura elevada. En el caso de té negro, son sometidas a secado y calefacción. En el proceso se produce una fermentación natural que conlleva el oscurecimiento de las hojas y el desarrollo de aromas y sabores distintos.
Una taza de té aporta alrededor de 200 mg de flavonoides, la mayoría de los cuales se liberan durante el primer minuto de infusión.

miércoles, 2 de mayo de 2012

ARCO IRIS DE FUEGO

Es uno de los fenómenos atmosféricos naturales más espectaculares y menos frecuentes. Produce imágenes realmente espléndidas y dura aproximadamente una hora. Consiste en una especie de aurora boreal multicolor en mitad del cielo. Se puede contemplar en lugares con muy bajas temperaturas, especialmente en los países del norte de Europa y en las zonas más frías de Canadá.
Para que se produzca, las nubes tienen que ser cirros, deben estar a unso 20.000 pies da altura (1 pie equivale a 30,035 centímetros) y con la cantidad exacta de cristales de hielo. Además, la luz solar debe ser tenue e incidir sobre los cristales en un ángulo preciso de 58 grados.
Las probabilidades de observar uno de estos arco iris son extremadamente bajas. Se producen por una convergencia rara de los rayos del sol en algunas nubes que deben tener una posición específica.
Al reflejar la luz del sol, los cristales de hielo de estas nubes producen rayos visibles de diferentes espectros. Como es extremadamente insólito, no es fácil ver o fotografiar este fenómeno.