domingo, 8 de abril de 2012

LA ISLA DE ÍZARO

Curiosa por sus formas, en la desembocadura de la ría de Guernica, esta pequeña isla vizcaína tiene mucha historia. Los reyes de Castilla, como Enrique IV o Fernando el Católico, tuvieron este lugar en gran estima, visitándolo en varias ocasiones. Isabel la Católica mandó construir una escalera de piedra de 254 escalones para tener mejor acceso al monasterio (hoy todavía queda algún recuerdo de esta subida). En 1596 el pirata inglés Francis Drake incendió el monasterio. A pesar de su reconstrucción parcial, en 1719 los franciscanos se trasladaron a Forua. El antiguo monasterio quedó convertido en una ermita bajo la advocación de Santa María. Hoy no existe nada de eso; quizás alguna piedra, pero nada más. Algunos recordarán que esta isla hace unas décadas fue el icono de la productora y distribuidora cinematográfica Ízaro Films.
Hoy, cerca de ella hay una plataforma petrolífera que explora el subsuelo submarino. Con motivo de las fiestas de la Magdalena todos los años se realiza un simpático rito. Desde una barca se lanza al mar una teja que alude a la disputa de los alcaldes de Bermeo y Mundaka sobre el dominio de la isla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario