viernes, 23 de diciembre de 2011

CONSTITUCIONES

La Constitución como norma fundamental de un estado, materializada en un texto escrito y ordenado racional y sistemáticamente, tiene su punto de partida en el modelo estadounidense de 1787 y en el francés de 1791. Estas dos constituciones representan el constitucionalismo liberal clásico y con una influencia notoria en el desarrollo de posteriores modelos tanto en Europa como en Iberoamérica. La Constitución belga de 1831 supuso un perfeccionamiento notable respecto a las etapas anteriores. La francesa de 1848 recoge por primera vez el sufragio universal.
La Constitución de Cádiz (1812) fue el primer texto netamente constitucional de la Historia de España, aunque rigió durante unos períodos de tiempo muy escasos. Seguirían otras constituciones (1837, 1845, 1869, 1876, 1931). La historia constitucional española se cierra con la Constitución de 1978, aprobada por las Cortes el 31 de octubre y ratificada por referéndum el 6 de diciembre, que propugna un estado social y democrático de derecho estructurado bajo la forma de monarquía parlamentaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario