miércoles, 12 de agosto de 2009

FOSAS ABISALES

Las fosas abisales son las zonas más profundas de la corteza terrestre, que se forman entre dos placas oceánicas, o entre una placa oceánica y una continental, que al colisionar producen el hundimiento de una de ellas bajo la otra. Son valles largos y estrechos, que pueden superar los 10.000 metros de profundidad. En ellas, los movimientos de la corteza provocan frecuentes maremotos (terremotos submarinos) y erupciones volcánicas. Las fosas oceánicas, al contrario de lo que cabría esperar, se encuentran paradójicamente cerca de los continentes. La mayor parte de ellas se localizan en el borde occidental del Océano Pacífico, pero también en el Indico y el Atlántico Norte. La fosa más profunda, con unos 11.000 metros aproximadamente, y por tanto el punto más profundo de la tierra, es la fosa Challenger, también llamada de las Marianas, por encontrarse en las proximidades de esas islas. Le siguen las de Tonga, con unos 10.800 metros; y Filipinas y Kuriles, con unos 10.500 metros; todas ellas situadas en el Pacífico. El estudio de las fosas submarinas resulta técnicamente difícil, debido a las considerables presiones, ausencia total de luz e inmensas profundidades.

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada